Foto-Introduccion.jpg
 

Introducción

A mediados de siglo XIX Málaga era la segunda ciudad industrial española solo por detrás de Barcelona. Esta posición tenía sus bases en el desarrollo de sectores de vanguardia de la incipiente industrialización.
 
El siglo XX trajo un progresivo desmantelamiento industrial, y solo a partir de la década de 1960 la ciudad volvió a vivir una fuerte expansión propiciada por la llegada del turismo extranjero hacia la Costa del Sol. El siglo XXI ha puesto de nuevo a la capital malagueña a la cabeza de la actividad económica en Andalucía.

El comercio de la ciudad ha evolucionado a lo largo de esa historia conforme la sociedad se trasformaba, pero los últimos 20 años han supuesto una revolución cultural, demográfica y económica para la ciudad y, por ende, para todo el sector comercial, al que irremediablemente se suma el fenómeno de la digitalización.

Barrios como Trinidad Perchel, Centro Histórico o Lagunillas/Victoria han visto eclosionar fenómenos como el turismo, la gentrificación urbana e inmigración, que han cambiado la realidad de sus calles.

Con este acelerado ritmo de cambios, muchos comerciantes de proximidad de estos barrios se preguntan dónde estarán dentro de unos años, y la respuesta es única e irrefutable, “donde estén sus clientes”. El mercado nos exige procesos de adaptación constante a una realidad que, a poco que te distancies, te deja fuera de juego.

Como comerciante ya no puedes plantearte si la digitalización es un sobrecoste o una oportunidad, si debería acometer un plan integral o distintas medidas, el planteamiento es que nuestro mercado presente (al que ya llegamos) y, sobre todo, nuestro mercado potencial es “DIGITAL”. El éxito, o incluso la supervivencia, pasa por evolucionar a su ritmo o dejar que la competencia, que ha roto fronteras, lo haga a nuestra costa.

En la presente guía te ofrecemos las claves del proceso de digitalización de tu comercio para que inicies, sin demora, o continúes, sin pausa, el camino de la transformación digital.